19.7 C
Seville
lunes, mayo 29, 2023

Salud y Consumo lanza una convocatoria de Buenas Prácticas en Envejecimiento Activo y Saludable

La Consejería de Salud y Consumo, a través de la Secretaría General de Humanización, Planificación, Atención Sociosanitaria y Consumo, realiza una convocatoria de Buenas Prácticas en Envejecimiento Activo y Saludable dirigida a profesionales sanitarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía y profesionales de instituciones sociosanitarias que estén interesados en participar con el fin de que estas experiencias pueden servir de modelo para otras organizaciones. Esta convocatoria permanecerá abierta hasta el próximo 30 de septiembre de 2023.
Desde la Consejería de Salud y Consumo se considera prioritaria la promoción del envejecimiento saludable y es por ello por lo que, a través de la plataforma de fomento del envejecimiento saludable “En buena edad” (www.enbuenaedad.es) ha puesto en marcha esta iniciativa. Para participar en la convocatoria es necesario registrarse en la web y seguir los pasos indicados, dentro del apartado de Catálogo de Buenas Prácticas, hasta completar el procedimiento.
Una Buena Práctica es una experiencia que tiene un resultado positivo, coherente con la estrategia de la organización, sostenible en el tiempo y constituye una referencia para los demás. En el ámbito del Envejecimiento Activo y Saludable, una Buena Práctica es una intervención orientada a mejorar la salud, el bienestar y la autonomía de las personas a medida que envejecen. Se constituye como una experiencia o intervención que se ha implementado con resultados positivos, siendo eficaz y útil en el contexto concreto donde se desarrolla, contribuyendo al afrontamiento, regulación, mejora o solución de problemas y/o dificultades que se presenten en el trabajo diario de las personas en los ámbitos clínicos, de la gestión, satisfacción usuaria u otros.
Para comprobar la idoneidad de una Buena Práctica y si esta es susceptible de ser publicada en la plataforma, se valorarán diferentes aspectos, tales como su relevancia, pertinencia, coherencia interna, evidencia, y ética. Además, se evaluarán su eficacia, eficiencia, equidad, replicabilidad, sostenibilidad y participación.
Una vez valoradas y aceptadas, las buenas prácticas serán publicadas en la plataforma En Buena Edad. Durante el proceso, si es necesario, se podrá recibir el asesoramiento de personal tutor para mejorar la Buena Práctica en alguno de los aspectos indicados.

Últimas noticias