La Diputación de Córdoba lanza el Plan de Apoyo a los Archivos Municipales para impulsar su mantenimiento en los municipios de menos de 5.000 habitantes

Los municipios de menos de 5.000 habitantes de la provincia de Córdoba podrán organizar sus archivos municipales gracias a las ayudas que otorgará la Diputación de Córdoba dentro de una nueva convocatoria de subvenciones dotada con 200.000 euros.
La delegada de Hacienda y Gobierno Interior de la institución provincial, Felisa Cañete, ha sido la encargada de desgranar el contenido de este Plan de Apoyo a los Archivos Municipales, que “es importante para poder impulsar los archivos, para mantenerlos y para abrirlos a la sociedad. Somos conscientes de las dificultades que tienen los ayuntamientos para destinar medios humanos y económicos a su mantenimiento, por eso sacamos esta convocatoria”.
Cañete ha subrayado que “los archivos son un servicio público fundamental, que permite conformar una base de datos extraordinaria donde se recoge nuestra historia y se custodia nuestra memoria, la que nos define como sociedad”.
Además, ha continuado, “tenemos una responsabilidad añadida, la de conseguir que todo ese legado que albergan los archivos municipales no quede solo en las estanterías, puesto que es un patrimonio de la sociedad, de los vecinos y de las vecinas, que son quienes con su vida los han ido conformando”.
De igual modo, Cañete ha recordado que “la convocatoria permitirá a los ayuntamientos cumplir con la normativa que obliga a la accesibilidad y transparencia de los archivos municipales mediante su digitalización”. En este punto, ha aprovechado para anunciar que “la Diputación ha digitalizado ya todos los boletines provinciales desde 1823, estando a disposición de cualquier persona interesada en consultarlos”.
La también vicepresidenta segunda de la Diputación ha señalado que para alcanzar esa accesibilidad “vamos a aprovechar las múltiples herramientas con las que contamos en la actualidad, como son las nuevas tecnologías, que facilitan la digitalización de los contenidos de los archivos y la puesta a disposición de estos documentos de manera rápida, sencilla y segura”.
Las subvenciones van dirigidas al inventariado y registro en la aplicación provincial de gestión de archivos de la documentación histórica o administrativa que tengan pendiente de inventariar. Además, también se podrán destinar a la digitalización de expedientes que, no habiendo sido creados en formato electrónico, se considere que deben formar parte del archivo electrónico único de la entidad.
Dentro de las iniciativas presentadas a la convocatoria serán subvencionables los gastos de personal contratado para realizar las actividades, los gastos de alojamiento, transporte y manutención, los gastos de promoción de las acciones incluidas en el proyecto presentado y los derivados de la adquisición de material para el desarrollo del proyecto (sin exceder el 10% del presupuesto presentado).
Asimismo, se podrán destinar las subvenciones a sufragar gastos derivados de la toma de medidas de protección contra el covid-19 y los gastos en contenedores normalizados de documentos (cajas de archivo) u otro material que sea necesario.
Cañete ha explicado que “la convocatoria ya ha sido aprobada por la Junta de Gobierno y en los próximos días se publicarán las bases que rigen este Plan, disponiendo los ayuntamientos de 20 días para presentar sus solicitudes. En total, son 55 las entidades locales que pueden solicitar las ayudas y lo que queremos es que esto sirva como prueba piloto para abrirla al resto de ayuntamientos”.
La aportación de la Diputación podrá llegar al 100% del coste total del proyecto sin que este pueda superar el 10% de la dotación de la convocatoria, es decir, los 20.000 euros.