9.9 C
Seville
domingo, febrero 25, 2024

La electricidad y los alimentos mantienen la inflación en niveles insostenibles para nuestros salarios

Por grupos, Vivienda (5,2%), tras otro importante repunte en el precio de la luz, junto a Ocio y cultura (0,9%) y Hoteles, cafés y restaurantes (0,6%), habitual en el periodo de vacaciones, y Alimentos y bebidas no alcohólicas (0,5%) singuen siendo los grupos más inflacionistas. En sentido contrario, Transporte (-3,9%, Vestido y calzado (-0,7%) y Medicina (-0,1%), son los grupos que han abaratado sus precios respecto a julio en mayor medida.

En términos interanuales, como ya ocurriera los cuatro últimos meses, solo descienden los precios en el grupo Comunicaciones (-2,2%), elevando este descenso una nueva décima. En el lado opuesto, los mayores incrementos siguen siendo los de Vivienda (25,8%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (14,9%) y Transporte (12,0%), con la particularidad de que solo los alimentos ven incrementado su ritmo  de encarecimiento de precios.

Por provincias, en agosto, los precios se incrementaron en todas ellas, siendo los porcentajes más elevados los registrados en Sevilla (0,8%) y Cádiz (0,5%). Por el contrario, las provincias andaluzas que en menor medida han visto elevados sus precios han sido Granada (0,1%) y Almería (0,2%).

En términos interanuales, los precios se incrementaron en todas las provincias andaluzas continuando, como los más destacados, los dados en Huelva (11,4%) y Jaén (11,4%). En sentido opuesto, Almería (10,0%) y Cádiz (10,7%), vuelven a obtener las interanuales más reducidas. De esta forma, la diferencia interprovincial se mantiene constante en los 1,4 puntos registrados el mes pasado.

En cuanto a los alimentos, en el octavo mes del año, la leche (2,1%) y los productos lácteos (1,6%) destacan ahora como los alimentos más inflacionistas. En cuanto a los descensos, solo encontramos los obtenidos en las frutas frescas (-1,9%), los aceites y grasas (-1,8%) y en el pescado fresco y congelado (-1,0%).

En términos interanuales, en todos los productos se han incrementado los precios. En este sentido, los aceites y grasas (26,1%), la leche (25,1%), los huevos (21,7%), los cereales y sus derivados (21,0%) y la carne de ave (20,6%) destacan como los alimentos con los mayores incrementos de precios con respecto a agosto de 2021, todos ellos por encima del 20%. En el lado opuesto encontramos a las frutas en conserva y frutos secos (6,3%), el agua mineral, refrescos y zumos (7,9%), la carne de ovino (7,9%) y el azúcar (8,8%), únicos alimentos que todavía no alcanzan las interanuales de dos dígitos.

Los carburantes, especialmente el diésel, han concluido agosto con importantes encarecimientos de sus precios, iniciados en la parte central del mes y provocando que se hayan registrado los valores más altos en la parte final del mismo. Así, por ejemplo, el diésel que acabó julio a 1,896 euros llegó a registrar un precio medio de 1,806 euros a mediados de mes para terminar cerrando agosto a 1,93 euros el litro.

El Euribor a un año (1,249), en lo que ya es una tendencia consolidada, vuelve a subir por octavo mes consecutivo y lo hace de manera muy importante, superando así, ampliamente, el punto, lo que se traduce en un incremento de 0,257 puntos en tan solo un mes. De esta forma, vuelve a ser muy superior al que se registrara en agosto del pasado 2021, cuando era del -0,498, lo que se traduce en revisiones al alza de las cuotas hipotecarias, en el incremento del riesgo de morosidad y en nuevas complicaciones para las ya dañadas economías domésticas.

El recibo de la luz, en agosto, ha sido la segunda más cara de la historia, alcanzando los  130,99 euros, es decir, un incremento del 14% con respecto a la del mes de julio. La excepción ibérica solo esta suavizando, levemente, el repunte de la factura eléctrica ya que, de no haberse implementado, hubiéramos llegado a 151,55 €, siendo así la factura más cara de la historia. En términos interanuales, ahora pagamos un 68,45% más que el año pasado.

Últimas noticias